Me fui al preestreno de 'Bridget Jones's baby' y...



El próximo 16 de septiembre se estrena la última entrega de Bridget Jones, Bridget Jones's Baby, pero yo me encontré por las redes con una promoción que te invitaba a participar para ganar entradas para el preestreno y me tocaron un par, así que la vi ya el jueves 8 en un cine en el que la cola llegaba hasta la puerta.

Soy muy fan de la saga. Todos tenemos películas que no nos cansamos de ver por más que las repitan en televisión, ¿verdad? Pues Bridget Jones es una de las mías. Tenía mucha curiosidad por la película, aunque no sabía muy bien qué esperar... ¿Es tarde para continuar la saga? ¿Me decepcionará el resultado? ¿Puede sobrevivir la peli sin Hugh Grant? ¿Convencerá el personaje de Patrick Dempsey?

Ahora, vista la película...


Bridget:

Bridget sigue siendo "nuestra" Bridget. Sí, ha pasado el tiempo por ella porque ahora tiene 40 años, pero igual que ha pasado para sus espectadoras, que también hemos tenido nuestros rollos, novios, problemas de trabajo e incluso hijos. Por eso podemos seguir identificándonos con ella también con el correr de los años. De todas maneras, el personaje no pierde su esencia y sigue siendo la solterona más querida de Reino Unido, tan patosa como siempre y con la incontinencia verbal que la caracteriza.



Marc Darcy:

El señor Darcy sigue siendo ese abogado de derechos humanos con apariencia de serio galán, pero al que han metido un palo por el culo y es incapaz de hacer algo espontáneo o potencialmente afectuoso. Una descripción de la propia Bridget. Una vez más, sabemos que al pobre Mark le cuesta la misma vida expresar sus sentimientos, pero eso no impide que tenga su corazoncito, sobre todo cuando Bridget anda de por medio. Y qué elegancia tiene Colin Firth a pesar del paso de los años.


Personajes secundarios:


La pandilla de Bridget también ha madurado, pero ella ha encontrado nuevos amigos con los que seguir cometiendo locuras: sus compañeras de trabajo, aún en la treintena.

Los padres de Bridget siguen en su linea: Pamela no apoya a su hija más de lo necesario y su pobre padre es el único que se alegra siempre por ella sin segundas intenciones.

La incorporación de Emma Thomson a la saga ha sido todo un acierto porque su personaje como médico de Bridget aporta el humor en los momentos más tensos. Me he reído casi hasta las lágrimas con ella.

Hay nuevos personajes relacionados con la actualidad que sacarán una sonrisa a más de uno ;)


Sale Hugh Grant, entra Patrick Dempsey


Una de mis grandes dudas antes de ver esta nueva entrega: ¿Será lo mismo sin Hugh Grant? ¿Encajará Patrick Dempsey? Los medios comentaban que Grant no quería volver a la saga porque daba su personaje por terminado y no le veía sentido recuperarlo. Y lo cierto es que ha dejado el listón muy alto con el descarado de Daniel Cleaver que siempre le complicaba la vida a Bridget, aunque ella no necesita ayuda en este área precisamente...

Estaba claro que iba a ser difícil sustituirle. Daniel y Mark son la noche y el día y, junto con Bridget, forman el triángulo perfecto. ¿Sería posible continuar sin echarle en falta? Tras la película, ahora veo que con la entrada de Patrick Dempsey no se trata de sustituir a un personaje por otro, sino de darle un nuevo rumbo a la historia, que en su tercera entrega podría resultar repetitiva, pero no.

A Patrick Dempsey le han dado un gran momento con el personaje de Bridget que hace que al terminar la secuencia digas "Vale, me he enamorado". Así que si después de conocer a Jack, aún hay quien echa de menos a Cleaver, que no llore todavía porque le espera alguna sorpresa...


Me ha gustado porque...


La esencia de Bridget Jones sigue intacta. Otro de mis temores era si tenía sentido continuar la saga tanto tiempo después de la última entrega y lo han derribado de un plumazo. Casi es como si nuestra Jones nunca se hubiera ido.

La perfecta combinación de guiños a la actualidad y guiños a las anteriores películas –que afinen el ojo los fans aquí–. Y hasta aquí puedo leer sin hacer spoilers.

Las risas están aseguradas con el sentido del humor "marca de la casa". Lo comentaba al salir del cine con mi acompañante. Siempre decimos eso de "Segundas partes nunca fueron buenas", así que imagínate las terceras... Pero eso no ocurre con Bridget, pues no repite las fórmulas y chistes anteriores, crea situaciones nuevas a las que sacar partido y de las que reírse. Parafraseando al trailer de la película: ¿Para qué repetir viejos errores si puedes cometer otros nuevos?

La banda sonora nunca falla, siempre está ahí en los momentos oportunos.

El final. La sala acabó aplaudiendo. No digo más.


Hay que ir a verla al cine, sin duda. Y, si lo haces, espero que la disfrutes tanto como yo, que he reído, me he emocionado, se me han saltado las lágrimas y me han dado ganas de volver a verla ;)


Y si a estas alturas no sabes de qué va la nueva entrega:


Publicar un comentario

¿Me dejas tu opinión? Gracias

Copyright © Silvia Tinoco. Designed by OddThemes & VineThemes