Sr. Chinarro, un 30% más feliz en Málaga

Silvia Tinoco

Fecha: 14 de octubre de 2011
Lugar: Teatro Cánovas (Málaga)

Y un 50 por ciento y hasta un 100. Así se presentó la noche del viernes Sr. Chinarro en el Teatro Cánovas de Málaga, con su repertorio de canciones más felices, como él mismo comentó, bajo el brazo. Aunque antes el telón se abrió para Pinocho Detective, un trío con el que nos llevamos una grata sorpresa por sus letras, esas melodías perfectamente encajadas desde la primera nota y también por lo agradecidos que estaban de acompañar a Antonio Luque en el escenario. Nosotros les damos las gracias por la visita y que no se vayan muy lejos porque les seguiremos la pista.

Pausa de quince minutos. Salida para tomar algo. Cosas del teatro, que también tiene su encanto. Sala a oscuras, juegos de luces y un público al que se le iban los pies bajo las butacas conforme avanzaba el repertorio. “Vengo buscando pelea, como rockero sevillano que soy”, anunciaba Chinarro sobre las tablas. Alguno le tomaría la palabra porque hacía ya varios años que no tocaba en Málaga y eso que vive en la ciudad, empadronado en el barrio de El Palo, confesó cuando presentó a la banda. Bromas aparte, aseguró vivir muy contento aquí: “Ha hecho una semana de verano fantástica y he ido a la playa, me lo notaréis por el moreno. Ellos [la banda] no, ellos vienen blancos, o amarillos, porque en Sevilla la cerveza está más barata”.

La conversación con el público ya estaba entablada, lo que costó un poco más fue el arranque musical. Hasta pasado el segundo tema, parecía que al técnico se le había olvidado subirle el micrófono a Luque. Aplausos cuando se dio cuenta, claro. Ahora sí que nos enterábamos de todo y podemos decir que el músico cumplió su palabra con aquello de tocar sus canciones “más comerciales” porque no se fue más atrás de El mundo según… Temas como Los amores reñidos, Dos besugos, Tímidos, Anacronismo, Del montón, El alfabeto morse, Gitana o Los ángeles se iban intercalando con su Presidente. Y también con esas reflexiones en voz alta, más o menos relacionadas con las canciones, que sólo alguien como él puede hacer. Por ejemplo, antes de arrancarse con El lejano oeste nos recomendó ir a Portugal, que “tiene más cosas además de Mourinho”. Y con Esplendor en la hierba supimos que le gusta pasearse por su barrio, aunque no haya ni césped.

De Presidente y su fiel adaptación al directo triunfaron especialmente Una llamada a la acción, San Borondón y Babieca, guitarreo irresistible incluido. Aunque a nuestras espaldas hubo quien se emocionó también con María de las Nieves. Hubo bises, por supuesto. Además el público los pidió insistentemente porque no dejó de aplaudir hasta que la banda volvió a escena. Se acercaba el final, estaba claro y aquí iba la última reflexión de la noche: “Querían construir un puente que uniera Rincón de la Victoria con Torremolinos. Algún día podremos cambiar la orientación de las playas para que El rayo verde se vea en Málaga”. Puede que no viésemos el rayo verde, pero lo que sí vimos fue cómo brilló Sr. Chinarro. Y que el fenómeno se repita pronto.

-----------------------------

Crónica y fotos de Silvia Tinoco
Publicada en Crazyminds

Publicar un comentario

¿Me dejas tu opinión? Gracias

Copyright © Silvia Tinoco. Designed by OddThemes & VineThemes