"Instrumental" de James Rhodes

Este libro me perseguía por todas partes. Hubo una época en la que todo el mundo parecía estar leyéndolo. Así que llámalo presión social o un arrebato infantil de "culo veo, culo quiero", pero yo también quería leerlo.

Instrumental libro


"Instrumental. Memorias de música medicina y locura" de James RhodesLa historia de un eminente concertista de piano al que violaron cuando tenía seis años, acabó en un psiquiátrico, fue alcohólico y drogadicto y se intentó suicidar varias veces. Pero consiguió salir adelante: la música clásica le salvó la vida. Y en el libro cuenta ese proceso hacia la recuperación. Añadiendo por el camino una visión realista y una opinión sincera de la situación de la industria musical en la que se mueve desde hace años.

Total, que entre que el libro trata un tema que no se aborda a menudo con esa crudeza y realismo, que somos morbosos por naturaleza, que muchos amamos y trabajamos en la música y que además Blackie Books hizo una edición preciosa en España, se generó un hype tremendo alrededor de Instrumental.

Y yo acabé en esa dicotomía de "Estoy deseando leerlo pero me da miedo hacerlo porque ¿y si es muy crudo para mi? ¿Y si es tanta la fama que al final me decepciona?". Para empujarme a tomar una decisión me lo regalaron en enero. Ocho meses he estado mirándolo de reojo con esas preguntas en la cabeza hasta que he sido capaz de abrirlo.

Ahora lo he acabado. He estado leyéndolo con calma durante un mes y ha sido todo un viaje por lo que es capaz de soportar un ser humano. Y sobrevivir, que es lo más importante. De encontrar esas personas que te mantienen con los pies en el suelo, de sacar fuerzas de donde ya no hay y seguir. De descubrir lo que te apasiona y agarrarte a ello "hasta que te mate".

Que cada capítulo tuviera asociado un tema de música clásica, además de una pequeña introducción a la vida del compositor en cuestión, no ha hecho más enriquecer la experiencia. Escuchar a Ravel como preludio de una vida personal convertida en montaña rusa o a Bach como metáfora de las "variaciones" de la vida...

Ha sido muy intenso. Leo a diario, pero leer dos capítulos seguidos de Instrumental me dejaba a veces sin fuerzas y con necesidad de descansar un día. No puedo imaginar lo que tiene que ser pasar por todo esto y luego ser capaz de sentarte a escribirlo y exponerte de esa manera a los demás. En una era en la que todos queremos esconder nuestro lado más vulnerable porque en las redes sociales sólo se permite ser feliz las 24 horas del día, Instrumental es una bofetada con la mano abierta.

Un grito de "Despertad y reaccionemos". De "Si tú también has sufrido, no te lo calles porque no estás solo".





Publicar un comentario

¿Me dejas tu opinión? Gracias

Copyright © Silvia Tinoco. Designed by OddThemes & VineThemes