Lagartija Nick y Severine: buena música para los días grises

Nueva cita del ciclo Primavera Wild Weekend: Severine y Lagartija Nick

Silvia Tinoco


Qué noche la de anoche con Severine y Lagartija Nick en la sala Eventual Music. Y eso que el día estaba más que feo. No sé qué nos pasa en Málaga pero, tan acostumbrados estamos al sol, que cuando llueve parece que nos debilitamos y no nos gusta salir de casa. Por eso ayer no teníamos muchas expectativas.
Se retrasó la hora prevista del concierto precisamente por eso, para ver si la gente terminaba por animarse. Aquí los de Malakao.es llegamos pronto y tuvimos la oportunidad de hablar un poquito con Lagartija Nick, pero eso ya os lo contaremos en su momento con más detalle porque antes hay que hablar de la buena noche que pasamos.

Los malagueños Severine arrancaron con energía y buen ritmo. Telonear a Lagartija Nick no es fácil y no lo decimos por el grupo, sino por el público, que tenía muchas ganas de ver a los de Granada. Aún así, los chicos de Severine se defendieron muy bien y, por supuesto, también tuvieron a sus fans animándoles y pidiéndoles un saludo. Lo cierto es que nos gustaron: buenas melodías, temas en inglés que se repartían a la hora de cantar entre los dos guitarras, una chica a la batería marcando el ritmo con fuerza y un bajista al que nos quedamos con ganas de verle la cara porque tocaba ¡de espaldas al público! Un detalle curioso de su puesta escena, desde luego, y, como nos gustó, os los recomendamos.

Llegó el turno de Lagartija Nick. Veinte años de carrera dan para mucho y teníamos curiosidad por saber cuál sería el repertorio. Por la reacción del público, no defraudaron. Poca cosa se dejaron en el tintero. Entre juegos de luces de colores y mucho humo, tanto “que parece que estamos fumando”, decía el cantante, sonaron una gran variedad de temas.

Antonio Arias y compañía empezaron nostálgicos con Tan raro, tan extraño, tan difícil y Ahora, temas de 1991, y después dimos un salto al presente con Crimen, sabotaje y creación y Panorama Nº 5, ambos pertenecientes a Zona de conflicto, su aclamado nuevo disco. Cuatro temas y los fans ya estaban animados y haciendo sus peticiones: “¡Vamos con esa inercia!” Lagartija Nick había echado su concierto a rodar: Anoche soñé demasiado, No lo puedes ver, Mi vida anterior, Úsame, Zona de conflicto, Universal, Warsawa, 20 versiones…

Tuvieron algún problemilla técnico con la voz, que al parecer estaba un poco alta a veces, y también con la batería, para la que Antonio pidió un médico: “Tenemos un problema con el pie de bombo, ¿algún médico en la sala?". Y es que Eric, el bateria, es mucho Eric. Pero se lo tomaron con humor, aunque es verdad que dieron más trabajo del habitual a Miguel, miembro de Lori Meyers, y el técnico de sonido particular de Lagartija Nick.

Una anécdota de la noche es que a Lagartija Nick le pasó lo mismo que a Supersubmarina: confundieron La Botica, centro de reuniones de los socios del Wild Weekend después de cada concierto, con La Botellita. Pero a esas alturas de la noche ya daba igual. El grupo estaba cómodo charlando y compartiendo sus cosas con el público y entre la gente hasta hubo quien se animó a bailar. Una noche para recordar.

----------------------------

Información y fotografía de Silvia Tinoco
Esta noticia ha sido publicada en
Malakao.es

No hay comentarios:

¿Me dejas tu opinión? Gracias

Con la tecnología de Blogger.