Modelo de Respuesta Polar: "Puedes hacer muchas cosas, pero hay sitios a los que no entras sin un sello"

Silvia Tinoco

Hace unas semanas nos visitaron Modelo de Respuesta Polar y en Malakao aprovechamos los tiempos muertos de la prueba de sonido para charlar con el cuarteto valenciano. Borja (voz), Fran (guitarra), Jorge (bajo) y Matías (batería) decidieron que lo mejor sería subir al camerino para hablar tranquilamente. Allí, entre botellas de agua, raciones de empanada y alguna manzana –el viaje en coche Valencia-Málaga da mucha hambre– descubrimos cómo sale adelante un grupo que aún no tiene sello discográfico, pero que, con muchas ganas y trabajo, ha publicado dos EP.

Veo que no os gustan los nombres comunes, así que empezamos por la pregunta más sencilla: ¿por qué Modelo de respuesta polar?
Jorge: Venga, cuéntalo tú. Pero en serio, así me lo aprendo –le dice Jorge a Matías–
Matías: Modelo de respuesta polar es un tecnicismo de sonido, es cómo responde el micrófono ante las frecuencias. Y es el resultado de una lluvia de ideas.

¿Cómo surge el proyecto?
Jorge: Empezamos a ensayar sólo los tres, Borja, Fran y yo, cantante, guitarra y bajo, y estuvimos, sin exagerar, más de medio año buscando batería. Probamos 10 o 15 baterías hasta que a finales de 2009, en diciembre, encontramos a Matías y, una vez con él, quedamos para ensayar, a trabajar más en serio, y a los dos o tres meses dimos el primer concierto. Y hasta hoy.

¿Y qué tal os lleváis? ¿Habéis hecho al final lo que habéis querido?
Fran: No, pero pasábamos de buscar otro batería… jajaja

Vosotros le dais mucha importancia a los conciertos. ¿Son la base de la música?
Borja: Sí. Nosotros somos músicos y ahora está muy bien todo el tema de Internet, el poder llegar a un montón de sitios y todo eso. Pero si realmente lo que te gusta es tocar, intentas hacerlo lo más que puedes. También intentas currar en casa con Internet, pero a nosotros nos mola tocar si puede ser tres veces al mes.
Fran: Ahora mismo lo ideal sería lo más lejos de Valencia posible.
Matías: Claro, como tú no conduces –ambos se miran–.
Borja: Tenemos una orden judicial: a menos de 200 kilómetros no podemos tocar –bromea el cantante–.

¿Habéis tenido más oportunidades de salir de Valencia y ver el ambiente que hay fuera de casa?
Borja: Sí. También porque llega un punto en que tocar siempre con la misma gente delante… como músico te cansa y como espectador acaban hartos de ti.
Jorge: Nos ponemos en la piel de ellos, que ya estarán un poco hartos de nosotros, entonces ahora mismo cuanto más lejos de Valencia, mejor.

Esto en cuanto a conciertos. ¿Y el trabajo en el estudio qué tal?
Jorge: El trabajo en el estudio ha sido poco porque sólo hemos grabado seis canciones y las hemos grabado deprisa y corriendo.
Matías: Y con los medios que hemos tenido. Al principio, con ayuda de amigos; después, con concursos que hemos ganado. Pero claro, cuando te regalan la posibilidad de grabar dos temas, son dos temas que hay que hacer rápido porque meterse horas en un estudio es mucho dinero. Hemos hecho lo que hemos podido. Yo creo que el resultado de nuestros dos EP es algo muy digno. Se puede mejorar, claro, pero esperamos que venga alguien y nos lo pague… jejeje

Aunque la cosa está difícil, vosotros habéis optado además por cantar vuestros propios temas, cuando hay grupos que empiezan por las versiones…
Fran: Sí. No hemos llamado a nadie para que nos haga versiones ni para hacerlas nosotros, excepto para un concurso, y siempre pensamos en nuevas canciones en cuanto tenemos la oportunidad. Lo que pasa es que últimamente tenemos muchos conciertos y lo que hacemos es ensayar para el concierto de turno.

He leído en una entrevista que hay una pregunta que no os gusta nada que os hagan porque os cuesta mucho responder: ¿cómo definiríais vuestra música?
Matías: Yo te la defino: es de puta madre. No, es que ¿a qué músico le gusta etiquetarse? Y no hace falta que sea músico: ¿a quién le gusta etiquetarse?
Borja: Lo que pasa también es que visto desde dentro no sabes realmente que es lo que…
Malakao: Vamos que, como decíais en una entrevista, “somos malísimos para ponernos etiquetas”.
Jorge: ¡Te has leído las entrevistas!
Malakao: Claro, es mi trabajo.
Borja: No sabes qué es lo que está sonando a oídos profanos. Nosotros nos hemos currado mucho los temas y los vemos desde dentro. Entonces no sabemos cómo se ven desde fuera fríamente. Resumiendo: sí, nos cuesta etiquetarnos.

Ya que habláis de lo que os habéis currado los temas, ¿cómo trabajáis?
Borja: Le damos muchas vueltas. Tiramos por un camino y si no nos toca la patata pues para otro lado. Vamos probando y probando horas y horas hasta que llegas a algo que te pone los pelos de punta y dices “éste”.

¿Y qué es lo que os sale primero de esas horas de trabajo: la letra o la melodía?
Borja: Lo normal es llegar al local con una letra y una melodía ya cerradas de base. Y según vamos trabajando salen partes nuevas, se alarga o se acorta más, depende.
Matías: Claro. Y el rollo es que cada uno tiene que hacer, con esa idea original, algo que le sume y no que le reste, y hacerlo personal. Entonces es cuando lo llevas al directo y, si tú lo sientes de esa forma personal, dejas bocas abiertas y consigues transmitir. Si simplemente te dedicas a ejecutar una partitura no interpretas.

En este punto, los chicos de Modelo de Respuesta Polar empiezan a hablar sobre la interpretación de los temas. Jorge, el bajista, comenta que él sabe solfeo y el cantante enseguida le replica si sabría aplicarlo al bajo. Viendo sus capacidades les pregunto si han leído el polémico artículo en el que una profesora de canto suspende en técnica vocal a los cantantes del indie español. “Lo veníamos comentando en el coche, los dejó a todos por los suelos”, dice Jorge. Así llegamos a la siguiente pregunta:

¿Cómo lleváis el tema de las críticas?
Matías: Bien. Criticar es muy fácil. Las críticas que más nos llegan son las de las personas que entienden y saben de qué están hablando y, en ese caso, nos aplicamos el cuento enseguida porque para llegar a algún sitio te tienes que dejar el ego fuera e ir en serio. Entonces, si te dicen algo, se analiza, se trabaja y ya está.
Borja: Y a una crítica destructiva siempre intentamos cogerle la parte buena…
Matías: Algo de verdad tendrá.
Borja: Algo de verdad tendrá y para que este tío nos tenga tanta rabia igual es que estamos sonando fuera de casa. Para que te cojan manía, algo te tiene que ir bien.
Fran: Algo bueno habrás hecho para que te cojan manía.
Matías: Cuando te hacen una crítica mala, primero investigas quién ha sido. Y cuando lo sabes entiendes por qué lo ha hecho y entonces sabes si tomártelo en serio.

Por un lado están las críticas y por otro el público. ¿Qué respuesta a vuestro trabajo habéis recibido por parte del público? ¿Qué percibís vosotros?
Matías: Yo es que soy muy frío. Pues vale… jajaja Gracias. Hay de todo: hay gente a la que no le gusta nada este tipo de música y no le vamos a llegar en la vida. Hay otro tipo de músicos muy virtuosos que buscan una música complicada que no es la nuestra. La nuestra es más visceral, más de sentimientos, de dejar a la gente con una sensación y que les llegue. Muchas veces lo hemos llegado a ver. Yo que estoy detrás en la batería a veces miro y veo a la gente paralizada con la boca abierta que ves que está en cuerpo, pero el alma ya no está ahí. Eso es lo que buscamos. Cuando se consigue, bien; cuando no, pues algo habremos hecho mal.

Habéis autoeditado los dos EP que tenéis hasta el momento. ¿Es la mejor opción visto el panorama musical actual?
Fran: Sí. Uno por concurso y otro hecho totalmente por nosotros. Los hemos puesto en descarga en Myspace porque no vemos otra posibilidad por ahora para darlo a la gente. No nos ponemos tampoco a venderlo ni nada. Y para nosotros es ahora mismo la mejor opción.
Entonces sois más que amigos de las redes sociales…
Borja: Sí. De hecho todo lo que estamos haciendo es gracias a esto. No hemos recibido otro apoyo que el nuestro. Es verdad que tenemos el apoyo de los medios, la mayoría digitales, con lo que volvemos a lo mismo, en Internet.

Llegado el momento, si se diera la oportunidad de fichar por una discográfica ¿lo haríais o os quedaríais con la autoedición?
Borja: Sí, por supuesto. Llega un momento en el que necesitas que te den un empujón a base de saber hacer, de gente profesional que llega a sitios a los que tú no llegas en tu casa con un ordenador. Puedes hacer muchísimas cosas, pero hay sitios en los que no entras si no es con un sello. Y por supuesto que estamos buscando opciones viables.

¿Próximamente os animaréis con un larga duración?
Matías: Cuando nos lo paguen jajaja
Fran: Para hacerlo mal, con poco presupuesto, rápido… Eso no nos interesa. Para hacerlo bien se necesita el apoyo de un sello, material, pasta, tiempo… y por ahora eso no lo tenemos.

Por último, ¿hay algo que queráis contar pero nunca os han hecho la pregunta?
Jorge: Quién es el quinto miembro del grupo
Fran: ¿El quinto miembro?
Matias: Bueno, Miguel Ángel, que era un chico que tocaba con nosotros.
Borja: ¿La pregunta que nunca ha llegado? Una periodista nunca nos ha dicho “¿Qué hacéis luego?”, esa nunca ha llegado –y es que sabíamos lo que iban a hacer luego: salir a tomar algo por Málaga–.

Pues lo dejamos aquí. Muchas gracias
Todos: De nada. ¡A ti!

-----------------------------


Información y fotografía de Silvia Tinoco

Entrevista publicada en

No hay comentarios:

¿Me dejas tu opinión? Gracias

Con la tecnología de Blogger.