[Discos] Mapas, lo último de Vetusta Morla


"Ábrelo. Ábrelo despacio. Di qué ves. Dime qué ves, si hay algo..."
Sigo las instrucciones: abro 'Mapas' y lo que encuentro es una "colección de medallas y de arañazos" que augura un viaje lleno de apetecibles destinos musicales. Vetusta Morla ha hecho lo que ha querido siguiendo, eso sí, la línea que ya trazara con 'Un día en el mundo'. El camino hasta aquí ha sido largo, casi tanto como la espera.

Al finalizar la gira, los chicos de Vetusta Morla desaparecieron de escena y poco se supo de ellos hasta que saltó el rumor de que preparaban nuevo disco. Las expectativas se dispararon. No hay más que ver la rapidez con la que se agotaron las entradas para las tres fechas de Barcelona: los fans estaban ansiosos. Para calmar la sed apareció en la web de la banda 'En el río' y ahí afloró el miedo a que 'Mapas' no fuera lo que se esperaba. Lanzada la primera piedra, Pucho y compañía siguieron adelante: presentaron un vídeo donde se podía ver lo que parecía el artwork del álbum, se dio a conocer el listado de temas y, por fin, el 7 de mayo apareció el disco completo y listo para escuchar gratuitamente en su web.

Ahora a juzgar, ¿no? He leído todo tipo de comentarios estos días y la verdad es que muchos me han dejado de piedra. Hace poco los valencianos Modelo de Respuesta Polar me decían "Si te critican tanto, si te tienen tanta manía, es que algo estás haciendo bien". Eso debe de ser, que nos gusta muy poco ver que a nuestro vecino le van mejor las cosas que a nosotros. Los han tachado de sonrojantes, de pretenciosos y de fomentar la falta de cultura musical de este país. Y lo que a muchos les pica es que Vetusta Morla se convirtió en un fenómeno por méritos propios y, a pesar de ello, no se ha dejado tentar por un gran sello discográfico. Volvemos a lo que decía al principio: han hecho lo que han querido.

En 'Mapas' todo esta pensado, calculado y trabajado. Es cierto que la mayoría de los temas son medios tiempos, no parece haber grandes himnos ni estribillos de karaoke, que las letras son crípticas y que hay que dedicarle más de una escucha, de dos y de tres –darle trabajo a la mente de vez en cuando tampoco es malo–. Pero eso no significa que el disco sea malo, significa que Vetusta Morla evoluciona. Estamos hablando de un segundo álbum, todavía tienen mucho que decir y que experimentar, no los crucifiquemos antes de tiempo. Ahora el grupo tiene más experiencia, su sonido se ha hecho más consistente y la voz de Pucho esta mucho más pulida.

Todo esto se hace palpable en temas como 'Los días raros' o 'Lo que te hace grande' –una de mis favoritas–. Destacan el trabajo de letras que hay detrás de 'Baldosas amarillas', una joya, y las curiosas referencias mitológicas y goyescas de 'En el río'. 'Maldita dulzura' merece una mención aparte. Esta canción empezó a sonar en el último tramo de la pasada gira y para muchos ha sido un regalo encontrarla en este disco. Se la podríamos adjudicar a Bunbury o incluso a Calamaro, pero es que a los chicos de Tres Cantos no les queda nada mal. Antes de llegar a 'Maldita dulzura' escuchamos la hipnótica 'El hombre del saco', canción que está marcada por una percusión de ritmo muy pegadizo. Y sí, antes he dicho que probablemente el disco no contenía grandes himnos coreables, pero 'El hombre del saco' es la excepción. El paso de los conciertos ha confirmado que este tema es uno de los que no pueden faltar en el repertorio. 'Mapas', tema que da nombre al disco, lleva el sello inconfundible de Vetusta Morla, dejando claro que este trabajo "no es un paso atrás, es un paso más". Un piano nos mece después en 'Canción de vuelta' y 'Escudo humano' despierta nuestro espíritu inconformista. Cuando llegamos al final, 'Mi suerte', la suerte ya está echada y la conclusión muy clara.

En mi humilde opinión –porque ya sabemos que en esto del periodismo musical es todo muy subjetivo– estamos ante un gran segundo disco de Vetusta Morla y un directo de diez. Los madrileños repiten la fórmula que tan bien les funcionó con su primer trabajo y la llevan un poco más allá en este 'Mapas'. La esencia de la banda sigue estando ahí, en sus letras impresionistas, sus melodías épicas y su fuerza en el escenario. Nada les puede "hacer caer, aunque tiren a dar", sobre todo si los has visto ya en acción.

-------------------


Información de Silvia Tinoco

Reseña publicada en

Publicar un comentario

¿Me dejas tu opinión? Gracias

Copyright © Silvia Tinoco. Designed by OddThemes & VineThemes