El juego de la muerte

"Mañana mismo podríamos organizar la muerte de alguien y disfrazarla como entretenimiento"



El juego de la muerte es el título de un documental francés que vi anoche y me mantuvo despierta hasta la 1 de la madrugada. Dicho documental sigue a 80 personas que se presentan voluntarias para grabar el piloto (programa de prueba) de un concurso de televisión llamado La zona extrema. Lo que no saben es que en realidad forman parte de un experimento que vendría a ser la versión moderna del Estudio del comportamiento de la obediencia de Stanley Milgram.

En este juego, los concursantes, llamados examinadores, tienen ante sí una mesa con una serie de palancas que dan unas descargas de entre 20 y 460 voltios. Después hay un concursante, el candidato, encerrado en una cabina, que es quien recibe las descargas por parte de sus compañeros cada vez que falla. Tiene que acertar un total de 27 asociaciones de palabras pero, si se equivoca, las descargas eléctricas irán en aumento. La cuestión es que los examinadores no ven en ningún momento al candidato, sólo lo oyen y obedecen las órdenes de la presentadora: "Que no te impresione, continúa". Lo más increíble es que llegan a los 460 voltios porque, si no siguen adelante y se plantan, no ganarán el millón de euros en juego. Un dato: cuando Milgram realizó este experimento, el 60 por ciento llegó a los 460 voltios; aquí el porcentaje ha subido al 80.

Por supuesto, nada es lo que parece. Al candidato lo sacan enseguida de la cabina sin que nadie lo vea, las descargas no son reales y el concurso es una farsa. Pero los concursantes-examinadores no saben nada y se acaban convirtiendo en torturadores de una persona por una cuestión de obediencia. El documental dice que cuando una persona se encuentra sola ante determinadas decisiones, sin el apoyo de la sociedad, sin nadie que le aconseje, la presión es mayor y nos sometemos a la autoridad, nos volvemos obedientes. Esto quiere decir que, en realidad, no somos seres libres y sociales, somos personas individuales unidas a otras por reglas, normas y leyes.

El juego de la muerte desató la polémica en Francia. No es de extrañar: nos muestra la legitimidad de la televisión, su poder. Se ha convertido en toda una autoridad a la que obedecemos de forma ciega. ¿Por qué?

Podéis ver El juego de la muerte en Youtube:


Publicar un comentario

¿Me dejas tu opinión? Gracias

Copyright © Silvia Tinoco. Designed by OddThemes & VineThemes