Aeroplano21 y el encanto de tocar en una librería

20.01.2012 – Librería Cinco Echegaray, Málaga 

Silvia Tinoco

Las 8 de la tarde de un viernes. ¿Qué hace uno a esa hora? Gracias a Cinco Echegaray nos podemos ir de concierto. Hace un tiempo que esta pequeña librería/tienda de discos (vinilos incluidos) del centro de Málaga acoge conciertos acústicos de bandas de la zona. Tuve la oportunidad de ir al primero en noviembre del año pasado gracias a Glaciar, que se marcaron un acústico maravilloso. La experiencia fue tan buena que estaba deseando repetir. 

Aeroplano21 eligió el viernes este lugar para presentar de forma íntima La saga/fuga de H.B., su segundo largo. Los malagueños resultaron uno de los grupos ganadores en el concurso de bandas organizado por el Festival Purapasta para participar en dicho festival junto a Sidonie, Niños Mutantes y Fuel Fandango. Dentro de nada empezarán a salir de Málaga, así que no les perdáis la pista. Pero volvamos a la encantadora librería y al gran concierto que dieron estos chicos allí. La charla con el público era obligada, además de por una cuestión de educación, por presentarse y demás, porque el espacio era reducido y la cercanía con el personal era mayor de lo acostumbrado. Ningún problema para Aeroplano21: Juan Moreno (voz), Diego Gómez (guitarra), David Martín (bajo) y David Arroyo (batería) son chicos simpáticos, un poco cortados al principio, pero se presentaron y en seguida el vocalista empezó a comentar los temas que iban sonando. 

Estereofisticado fue el primero. También es el primer corte del disco, una buena carta de presentación. Un par de temas después ya se nos empezaban a ir los pies, empezábamos a aplaudir, a tararear… Y Aeroplano21 seguía desgranando su disco, intercalando temas con algunos de su primer trabajo, Canciones para Paula. La gente no sabe, Triste historia de amor, Perdido en la traducción, Atrapado en la ciudad… Fuera del setlist, apuntado en servilletas porque lo habían decidido un rato antes, casi se queda Morfeo. Con El sur de California Diego hacía un aviso: “Estáis invitados a hacer percusiones y todo tipo de ruiditos”. Desde luego el aire sureño de la canción invitaba a ello y pudimos comprobar lo bien que se les da a los David de la banda eso de hacer coros y animales de granja en general. El batería tiene habilidades especiales para imitar a un caballo. 

Juan ya no podía contenerse en la silla, así que empezó a recoger todo el cable posible para poder moverse por la sala. Cuando sonó Hasta que no salga el sol estaba coreando el estribillo mezclado entre el público y arrodillado en el suelo dando palmas. Un final apoteósico que les valió un largo aplauso. “No aplaudáis tanto que me pongo nervioso y no sé qué hacer”, comentaba David, el bajista. Una buena experiencia más en Cinco Echegaray gracias a Aeroplano21, sus ritmos, letras y detalles perfectamente cuidados. Lo que yo os diga: no os los perdáis cuando empiecen a salir de gira porque, si hace falta, montan toda una granja en el escenario.


Crónica y fotografías de Silvia Tinoco
Publicado en Crazyminds.es

Publicar un comentario

¿Me dejas tu opinión? Gracias

Copyright © Silvia Tinoco. Designed by OddThemes & VineThemes