The Bright, canciones para un invierno brillante

El viernes 27 de enero fui a cubrir el concierto de The Bright en Málaga para Crazyminds y, entre unas cosas y otras, me había olvidado de contarlo por aquí:

Silvia Tinoco - The Bright

Me sabía las canciones más conocidas, había visto los videoclips y, movida por la curiosidad que te da la primera vez, ahora quería saber cómo eran The Bright en directo. Porque está muy bien escuchar o leer a aquellos que dicen que el suyo es uno de los discos destacados del pasado año, que se crecen en los conciertos, etc. Lo mejor es comprobarlo por uno mismo. Así que allí que se fue una servidora el pasado viernes a La Cripta. El dúo leonés no lo tenía fácil: primer día de lluvia en Málaga, que siempre desanima al personal, acostumbrado al sol, y Guadalupe Plata dando guerra en París15. Por eso siempre viene bien contar con un grupo de la tierra que ayude a allanar el camino. Ahí estuvieron The Incredible Shouting Market, quinteto capitaneado por Silvia Casadesús al que tuve la oportunidad de descubrir en la pasado edición del Festival de Cine Español.

El “pop nublado” de los malagueños consiguió que el público se multiplicara y entrara en calor. Sobre las 22.30, ya con el ambiente caldeado, Miryam y Aníbal cruzaban la sala y preparaban el escenario acompañados por Juancho y Juan, bajo y batería. ¿Y para qué voy a haceros esperar más? ¿Conclusión de mi primera vez con The Bright? Pues que, no sólo es cierto todo lo que dicen de ellos, si no que algunos hasta se quedan cortos. Son el dúo que le ha puesto música al invierno desde la honestidad, la sencillez y con unas habilidades admirables. Ella, de voz dulce y aspecto naif, además de una mirada que encandila a cualquiera. Él, multiinstrumentista, es capaz de tocar cualquier cosa que tenga cuerdas, hasta una caja de puros, y dejarte con la boca abierta.

Lo suyo es el folk, está claro. Poco a poco fueron desgranando cada una de las postales sonoras de Soundtrack for a winter’s tale, desde Rocking chair, que abrió la noche, hasta They’ll go away. Pronto sonaron los temas que conocía. Losing your way fue el primero y le siguió la colorista Private Garden. Aníbal iba haciendo mención a los diferentes videoclips, siempre con esa atmósfera campestre “porque es lo que tenemos más cerca de casa”. Pero mi favorita fue Soundtrack y el comentario “seguro que habéis visto el video en el que Miryam me da un remazo en la cara”.

Tan importantes me parecen el repertorio y las habilidades musicales como el saber conectar con el público. Eso The Bright también lo tiene. Aníbal fue quien tomó la palabra varias veces a lo largo de la noche para recordar que habían traído discos, contar que les encantaba el lugar y la gente o confesar que se habían hecho 900 kilómetros y Málaga les parecía una buena ciudad porque en enero tenemos el frío que ellos tienen en León en julio. Son simpáticos y cercanos y eso también conquista al público.

Decía que lo de estos chicos es el folk con toques pop y eso se nota en su disco, una joya para el género. Pero también tienen una base country que sacan a relucir cuando deciden versionar el Ring of fire de Johnny Cash o llevar a su terreno Bron-yr-aur stop de Led Zeppelin. Con el guitarreo de Aníbal y el ritmo de palmas de Miryam La Cripta se convirtió en un auténtico rodeo salido de la América más profunda donde sólo faltaban los sombreros de cowboy. Hablando de cowboys, Cowgirl in the sand de Neil Young fue el broche de oro para una despedida que espero que sea sólo un hasta luego.

Todo esto no es una exageración periodística, es el talento de The Bright que habla por sí solo. Los ves disfrutar y hacer disfrutar a los demás. Pero no os voy a contar más porque nunca será lo mismo. Los sentimientos hay que experimentarlos por uno mismo, así que ¿cuándo decís que os apuntáis a su próximo concierto?


-----------------------

Crónica y fotografías de Silvia Tinoco

No hay comentarios:

¿Me dejas tu opinión? Gracias

Con la tecnología de Blogger.