¡Quiero más Festival Panorámico!

Cyan

Hace una semana estaba en Cádiz. En Benalup-Casas Viejas, en el Festival Panóramico. Mi agencia, La Batuta Comunicación, figuraba como medio colaborador y allá que nos fuimos a cubrir el evento. Buen tiempo, buena gente y buena música. Ocho bandas –cuatro durante la mañana y cuatro durante de la noche–, seis de ellas emergentes y dos "padrinos": Ruidoblanco y Cyan.


Tras lo retrasos habituales que acompañan a este tipo de eventos, abrió la mañana Bosco Valero con su particular proyecto BTheFake, una mezcla de rap, electrónica, experimental y rock que nos puso a bailar a todos -a la sombra, que hacía un calor de justicia- y también a reflexionar con sus letras. Recién bajado del escenario tuvimos la oportunidad de charlar con él. Está muy contento con su proyecto, con la acogida que ha tenido y está deseando expandir sus límites y continuar re-inventándose. RE se titula su disco, que amablemente nos regaló junto a un par de chapas. A una servidora, loca del packaging, le encantó el envoltorio del álbum: viene en un sobre sellado, cada uno con una estampación distinta. Pequeños detalles marcan la diferencia hoy en día en la música.

Señor Blanco

Con sus influencias powerpop y rock se plantaron bajo el sol del mediodía los cordobeses Señor Blanco. Con ellos tuvimos el placer de almorzar después y comprobamos que saben pasarlo muy bien. Vivieron el festival a tope. Como los gaditanos Jeunet, ganadores del concurso Emergentes Panorámicos. Conectaron de forma especial con el público y supieron llevarlo a su terreno. Sus primeros temas nos pillaron sentados a la mesa pero, aún así, no pudimos evitar marcar el ritmo con los pies y apreciar su buen sonido. "Están en el momento perfecto para que los fiche un sello", comentó alguien.

Llegó el turno de Oudry, otra banda gaditana que además tiene entre sus miembros a los organizadores del festival, Andrés y Balbino Barberán. A pesar de todo lo que tenían que tener estos señores en la cabeza con todos los temas técnicos y demás, su intervención supo estar a la altura. Y su batería también, un jovencito que se aprendió la canciones en un tiempo récord porque su batería habitual, Patricia, se encontraba de viaje. Con ellos llegó la hora del café y del relax hasta que diera comienzo el turno de noche a las 9 con Amnesia.

Amnesia

Aprovechamos esas horas para empaparnos del ambiente y mezclarnos entre público y músicos. Charlamos con Jeunet, merendamos con Jaime Marco de Taliban Music, vimos a los chicos de Cyan preparándose para montar y a los de Ruidoblanco jugando a la pelota. Algunas pruebas de sonido más tarde, cuando nos quisimos dar cuenta estaba ya Amnesia sobre el escenario presentando su trabajo: Paralelo Yin y Paralelo Yang. Ritmos pegadizos, letras tarareables y un vocalista, Rafa, de los que saben dar juego a los fotógrafos con sus poses y expresiones.

Entre tanto emergente andaluz nos encontramos a los extremeños Mohevian, fomentando el buen rollo en el festival desde primera hora de la mañana. Muy agradecidos estos señores. Tras el concierto nos estuvieron contando que en Andalucía hay más movimiento de música indie que en Extremadura y por eso se dejan caer bastante por aquí. Además se han apuntado a todo concurso que ha encontrado. Buena actitud. De su parte nos llevamos a casa la baqueta que rompió su batería en pleno concierto firmada y todo.

Ruidoblanco

Ruidoblanco y las voces de Salva y Cris sonando a la perfección en el Panorámico tras el paso de Mohevian. Nos alegramos de ver una chica sobre el escenario entre tanto caballero. Los de Barcelona no han parado en todo el verano y tampoco es la primera vez que vienen por Andalucía. Aquí ya nos conocemos su disco que, una vez más, hizo las delicias de los fans. Como ellos mismos nos contaron después "había poquito público pero muy respetuoso y muchas veces es mejor que un público que salta mucho pero que luego, en realidad, no te presta la misma atención".

Yo tengo una anécdota curiosa con estos señores. El nombre de la banda, Ruidoblanco, viene de un pasaje del libro de Mark Haddon, El curioso incidente del perro a medianoche. Leí ese libro el año pasado. Entonces, había oído hablar de ellos, pero aún no los había escuchado. Al llegar a ese pasaje en el que se cuenta que el personaje usa el ruido blanco que encuentra entre dos emisoras para evadirse de la realidad me gustó y recordé que había un grupo con ese nombre: Ruidoblanco. Ahí empecé a escucharlos. Compartí mi anécdota con ellos en el festival y cerramos el círculo. "Qué curioso", comentaban.

Con Cyan me ocurría como con muchas otras bandas: los había oído alguna vez, canciones sueltas, Las cenizas del verano -que suena mucho en el menú de Digital Plus- y poco más. Es decir, éste fue mi primer directo y me enamoraron. Ahora entiendo por qué acompañaron a Amaral en su gira, pero no puedo explicarlo, hay que verlo. Tienen energía, buen sonido, preciosas letras y el multi-instrumentista de Javi al frente que hasta se atrevió con La leyenda del tiempo de Camarón. Lo asaltamos de aquella manera al fnal del concierto para hacerle algunas preguntas y no me pude resistir a pedirle que incluyeran Málaga en su agenda.

Y se acabó. La foto de familia puso el final definitivo al Festival Panorámico. Ya estamos deseando que se celebre una próxima edición. Hay que repetir y todo el mundo tiene que conocer este festival. La buena música se presupone, el buen rollo que se respira sólo podéis vivirlo.

No hay comentarios:

¿Me dejas tu opinión? Gracias

Con la tecnología de Blogger.