Despropósitos de año nuevo

Como los propósitos de año nuevo nunca se cumplen, he pensado hacer una lista de despropósitos, sobre todo cuando la mayoría tienen que ver con la cultura. Tiene más sentido. Quizá deba estar más cerca de la locura que de la razón para cumplir mis deseos, quien sabe...

Elliott Erwitt
Este año 2014 quiero volver a leer libros. Pero no de periodismo, ni de marketing, ni de la industria musical o el social media. Hay vida más allá de las guías y manuales, lo sé, y por eso quiero un libro de verdad, una novela que me cuente una historia que no tenga que ver con la mejor hora para publicar en Facebook o lo que nunca debes hacer cuando eres emprendedor. Recuerdo cuando todos los meses leía al menos un par de libros... En mi lista: cualquiera de los libros de Albert Espinosa, Los enamoramientos de Javier Marías, a medias desde hace tiempo, el último de Murakami o de Yoko Ogawa.

Quiero ver películas y también documentales, sobre todo documentales. Pero no los documentales de La 2 que todos decimos ver para en realidad dormir la siesta. Echo de menos engancharme a documentales del tipo Las 7 eras del rock o Page One: Un año en el New York Times cada semana. Descubrir la vida de Bill Cunningham, quedarme boquiabierta con El juego de la muerte y el poder de la televisión o conocer cómo nos moldean las ciudades en The human scale, el primero que he visto este año para empezar a cumplir con mis despropósitos. Puestos a elegir películas: La ladrona de libros, porque me leí el libro hará un par de años o tres, y A propósito de Llewyn Davis, que me lleva a mi siguiente despropósito: la música.

Quiero ir a conciertos, a más. A muchos. Si pudiera, a todos, pero tendrían que ponerme un sofá en los bares. Ya tengo varios en el calendario, como el de Pájaro, All la Glory y Niño y Pistola o Sr Chinarro, aunque seguramente no podré ir a los tres. Quiero poder mirar atrás en diciembre y contar varios conciertos todos los meses, aunque no sean de grandes artistas internacionales. Me encanta fotografiar conciertos. Desde hace unos años es casi para lo único que utilizo mi cámara. Pero quiero ver más. Volver a las sesiones, a los encuentros fotográficos y al desarrollo de conceptos abstractos que guarda mi creatividad dormida por la velocidad del día a día en alguna parte.

Si tengo que salir a buscarla, no me importa. También quiero viajar más. Compartir la gasolina, meternos en peajes y perdernos en carreteras secundarias. Que Sevilla siga sonando a Pereza y Granada siendo territorio de festivales. Acabar en Cádiz más veces de las planeadas y llegar hasta Madrid sin pensarlo demasiado. El resto, que venga por el camino que tenga que venir. Siempre hay que dejar hueco en la lista para lo inesperado... Y este es mi mayor despropósito.

2 comentarios:

  1. Comparto tus deseos, leer, ver y escuchar más.
    Saludos y buen año!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Disfrutar, al fin y al cabo
      Gracias :)
      Feliz año!

      Eliminar

¿Me dejas tu opinión? Gracias

Con la tecnología de Blogger.