Agent Carter: más que la novia del Capitán América

Marvel Studios


Los superhéroes están viviendo una época dorada en la televisión gracias a la puerta que Arrow abrió en 2012. Después llegaron Agents of Shield, Gotham, Constantine, The Flash... y a comienzos de este año, Agent Carter. No estaba muy convencida porque el Capitán América nunca me ha llamado la atención, pero la historia de Peggy Carter, vistos ya seis capítulos, está muy bien llevada.

Su argumento arranca en 1946, después de la Segunda Guerra Mundial, desaparecido ya el Capitán América. Peggy Carter es una agente del gobierno, de la agencia SSR, que tras pelear codo con codo con el Steve Rogers durante la guerra, ahora ha visto su tarea reducida a la de una secretaria porque, claro, es mujer, y su jefe no se puede arriesgar a que una mujer muera en combate. Así que se encarga del papeleo y de servir cafés mientras finge trabajar de telefonista y vive en un edificio de apartamentos para señoritas decentes.

Todo esto cambia el día que reaparece en su vida Howard Stark (padre de Tony Stark, Iron Man) para pedirle ayuda. Resulta que alguien ha robado de su bóveda varios prototipos de sus inventos, inventos que si caen en malas manos pueden causar el desastre. Cuando dichos inventos empiezan a aparecer en el mercado negro, el gobierno tacha a Stark de traidor a su país y pone a la SSR en su busca y captura. 

Mientras tanto, Peggy tiene que jugar de agente doble y recuperar los inventos de Stark para demostrar que no es un traidor con sus compañeros de la agencia pisándole los talones. No se enfrenta a todo esto sola, Stark le deja la inestimable ayuda de su mayordomo, el señor Edwin Jarvis (sí, como el ordenador inteligente de Tony Stark).

Hayley Atwell


La ambientación de la época es genial, con un buen uso de la música. Me encanta el tema de Caro Emerald que suena al comienzo del primer capítulo. Los personajes también están bien caracterizados: perfectas señoritas de ondas en el pelo, hombres de gabardina y sombrero que beben bourbon... Y claro, una agente secreta como Peggy tiene que desempeñar su trabajo con armas de la época, grapadora asesina incluida. Recuerda mucho a eso, a las grandes películas de superagentes de entonces, al James Bond clásico, a SuperAgente 86... pero con la sombra del Capitán América planeando sobre la vida de la protagonista.

Peggy y Jarvis hacen un gran equipo con sus contrapuntos de humor porque son personalidades muy distintas. Stark aparece retratado como el playboy superinteligente que no se puede resistir a cualquier mujer que respire. Entre los compañeros de Peggy se destaca el machismo de esos años hacia ella, aunque también tiene algún compañero que apuesta por la igualdad. Pero ella tiene aquí un gran dilema: ¿cómo destapar todo lo que descubre sin que le den menos crédito por ser mujer?

Mención especial quiero hacer a la actriz protagonista, Hayley Atwell, que retrata muy bien a esta Agent Carter, una historia salida de un one-shot de Marvel de mismo título. Intrigas, acción, aventuras... con una mujer al frente fuerte y con estilo, porque el cartel de promo de la serie es todo clase.

Muy recomendable.





Publicar un comentario

¿Me dejas tu opinión? Gracias

Copyright © Silvia Tinoco. Designed by OddThemes & VineThemes