The Night Manager: una de espías con estilo clásico



The Night Manager


Estoy viendo The Night Manager (trailer) y no sé cómo ha pasado. Sólo sé que una noche estaban emitiendo un maratón en la cadena y que me vi los tres primeros capítulos. De primeras es una serie de la que podría aburrirme, pero sigo viéndola, no puedo dejarla. No es que esté deseando que pasen los días para ver el próximo capítulo, pero cuando me siento a verla no puedo dejar de mirar, algo me atrae.

No he leído la historia de John Le Carré en la que se basa la serie, pero me llamó la atención su curioso reparto. Tom Hiddleston (Los Vengadores) y Hugh Laurie (House MD) se reparten los papeles de bueno y malo, secundados por Antonio de la Torre (Primos) haciendo de capo y Tobias Menzies (Outlander) como la piedrecita institucional en el zapato de los buenos.

Jonathan Pine es el gestor nocturno de un hotel europeo –antes ex soldado británico– cuando lo recluta Inteligencia para que se infiltre en la organización de Richard Roper, un traficante de armas de estos que lo aparenta todo tan bien que no hay quien lo pille. Pine consigue entrar en la organización, parece que su tapadera es buena, pero Roper no le deja marcharse, nadie habla más de la cuenta y los más cercanos al jefe miran al nuevo con desconfianza. Así que Pine intenta ganarse a Dani, el pequeño hijo de Roper.

A partir de aquí, empieza un juego magistral entre Hiddleston y Laurie que te tiene con el aliento contenido. Duelos de miradas, silencios inquietantes, una música cuidadosamente elegida... y tú no sabes quién va por delante de quién porque todo está rodeado de ese halo de misterio e intriga de las historias clásicas. Parece que todo pueda saltar por los aires en cualquier momento.

El infiltrado


Y mientras Pine se enfrenta a Roper desde dentro, su jefa de inteligencia también se las tiene que ver con las trabas que le ponen instituciones como La Casa del Río. ¿Quién se queda con la operación Lapa? Así tenemos cubiertos los dos frentes: el de acción y el intelectual.

Una interesante producción británico-americana de 6 capítulos que nos lleva desde Suiza hasta Madrid y Mallorca, El Cairo o Estanbul. Además nos da la oportunidad de ver a Laurie bailando "La Bomba" de King África.

En definitiva, The Night Manager viene a ser un retrato de la histórica lucha entre buenos y malos, pero con el estilo de los grandes clásicos del género de espías. Teniendo en cuenta que la novela de Le Carré se publicó después de la Guerra Fría, no es de extrañar, ¿no? Y yo me he enganchado.


No hay comentarios:

¿Me dejas tu opinión? Gracias

Con la tecnología de Blogger.