Mathias Malzieu y la hematopoética aventura de vivir

Ha sido una lectura dura y preciosa a la vez.

reseña


Diario de un vampiro en pijama no es ninguna aventura preciosa inventada por Mathias Malzieu. Aventura puede que sí, dada la entereza con la que ha afrontado todo, pero lo de preciosa seguramente no. Estamos ante su diario; no el típico "Querido diario, mi día ha sido estupendo". El libro recoge uno de los momentos más duros que el artista ha atravesado en su vida y escribir la experiencia era su forma de desahogarse y también de comunicar a su familia cómo se estaba sintiendo.

Aplasia medular es lo que ha llevado a Malzieu a pasar un año –entre 2013 y 2014– como un vampiro en pijama: viviendo a base transfusiones a la espera de un transplante de médula que echara raíces en su cuerpo y le ayudase a brotar fuerte y sano de nuevo. A lo largo de 200 páginas le vemos recibir la noticia, adaptarse, recaer y renacer, pero echando mano de esa forma tan particular que tiene de ver el mundo. Desde luego, si hay un momento para agarrarse a la imaginación, es éste. Cuando Dama Ocles balancea su espada sobre tu cabeza.

Es inquietante ver las similitudes de Malzieu con sus propios personajes. Necesita sangre como Jack un corazón y se siente atrapado en el hospital con ganas de salir volando como lo haría Cloudman. Es como si, junto con la pérdida de sangre, sus personajes se escurrieran de la mente que lo has creado. Si ellos salieron adelante, ¿por qué él no? Rosy, el skate, su apartamento y sus discos-huevo tiran de él para sacarlo a flote.

Y, aunque no sin grandes esfuerzos, cuando por fin asoma la esperanza en la superficie, descubre que ya nada volverá a ser como antes. Que salvar la vida ha sido su aventura más extraordinaria y ahora tendrá que aprender a vivir conteniendo su volcán interior...
"Soy un adicto al entusiasmo". Espero que, a pesar de todo, no lo pierda nunca.


Me ha gustado porque...


Con la habilidad poética que tiene siempre el autor para convertir el acto más sencillo en la cosa más preciosa que te puede ocurrir, sentía curiosidad. No por el "morbo" de la enfermedad, si no por conocer su visión de la vida más allá de los personajes de su mundo particular. Aunque, si hay algo que de verdad te pone a prueba en todos los sentidos es la enfermedad. Y no sólo a ti, también a tus seres queridos.

Malzieu, como dice el libro, es un volcán. Nunca se aburre y no sabe estar sin hacer nada. Escribe, compone y sale de gira con su banda y ha debutado en el cine con la adaptación de una de sus novelas. Todo lo vive con tal intensidad que su cuerpo ya no podía soportar la combustión y en Diario de un vampiro en pijama se ha convertido en uno de sus personajes, protagonista de la trama más peligrosa de su vida.

Una lectura diferente a lo que nos tiene acostumbrados –leí todos sus libros a falta de El beso más pequeño–, personal y dura. Un ejemplo de superación y de fortaleza. Porque hay que tener mucha para contar algo así y que además te quede hasta hematopoético.

Un fragmento del libro se puede leer aquí.


No hay comentarios:

¿Me dejas tu opinión? Gracias

Con la tecnología de Blogger.