84 Charing Cross Road de Helene Hanff


Hace mucho tiempo que agregué este libro a mi lista de lecturas pendientes. Días atrás me volvieron a asaltar las ganas de leer. Para encontrarlo hasta me puse a curiosear páginas de venta de libros de segunda mano a ver qué encontraba... Pero después me dio por mirar en el catálogo de la biblioteca y resulta que han comprado un ejemplar hace poco. Precisamente la edición limitada con esa portada estampada tan bonita. Así que bajé corriendo a por él.

Ya en mis manos pensé en lo breve que era y en el miedo que me daba el acabarlo demasiado rápido después de tanto tiempo queriendo echarle el guante. Sin embargo, me lancé a leerlo; ya pensaría después cómo dosificarlo.

reseña Helene Hanff


84 Charing Cross Road está basado en la historia real de su autora, Helene Hanff. Allá por los años 40, desde su piso en Estados Unidos, Helene escribió una carta a una librería británica porque buscaba un libro concreto en una buena edición y a buen precio. Le responde educadamente Frank Doel, uno de los trabajadores de Marks & Co., y a partir de ahí empieza fraguarse una relación epistolar que va entrando en sus vidas personales y familiares. A su vez, Helene sigue haciendo pedidos de ejemplares cada vez más estrambóticos y soñando con viajar algún día a Gran Bretaña para poder saludar en persona a quienes ya considera sus amigos.

Una historia de apenas 125 páginas que conocemos exclusivamente a través del contenido de las cartas que intercambian estas personas durante 20 años. Según pasa el tiempo, sabes reconocer quién escribe cada carta por su forma de saludar, si es más o menos formal por su encabezado, ves cómo empiezan a tutearse... A través de esos pequeños detalles puedes deducir cómo evoluciona la relación.

Así de sencillo. Y precisamente por eso consigue tocar algo muy especial en tu interior cuando la lees. Te hace pensar en lo que puedes llegar a conectar con una persona que no has visto nunca y que además está al otro lado del mundo. Cómo puede formar parte de tu vida sin apenas darte cuenta y echarla de menos cuando su carta se retrasa... Vivimos esa ansiedad a diario a través de las redes sociales y las relaciones virtuales que establecemos, ¿no?

A través del post scriptum que viene añadido al final he podido saber que el libro se llevó a la pantalla en los 80 con Anthony Hopkins y Anne Bancroft en el papel de los protagonistas y ahora necesito verla para prolongar un poquito más esta dulce y conmovedora aventura. Muy recomendable.

Por cierto: Al final, aunque me leí casi medio libro en una tarde, me contuve lo suficiente para que la lectura me durase un par de días más y así saborear sus detalles.


Publicar un comentario

¿Me dejas tu opinión? Gracias

Copyright © Silvia Tinoco. Designed by OddThemes & VineThemes